Historia del Proyecto

El proyecto EDUCAMERUN es la continuación de la labor iniciada por el Sacerdote Camerunés Cyprien Melibi Melibi cuando era párroco en varias parroquias de la diócesis de Ebolowa, región del sur de Camerún, entre 2001 y 2009. Durante estos nueve años, puso en marcha un proceso de proporcionar ayuda solidaria a familias humildes. Desde el año 2001, empezó a “recuperar” en esas familias a aquellos niños y niñas en los que detectaba una capacidad para estudiar. El objetivo era asegurar a esos menores, conforme a sus humildes medios económicos, una oportunidad para poder formarse humana, intelectual y espiritualmente.

En Agosto de 2013, el Padre Melibi crea la Asociación de Familias y Amigos de padre Melibi (AFAM) Autorizacion legal N° 00054/RDA/LO7/SAAJP (Prefectura de Ebolowa). Crea la Asociación con las Familias que ya están siendo apoyadas para que sean ellas las que gestionen y dirijan los pasos del proyecto en el futuro, con la idea que, no hay nadie mejor que ellas para tomar las decisiones que afecten al futuro de sus hijos e hijas.

 

El proyecto EDUCAMERUN se ofrece como iniciativa desde la sociedad civil para colaborar en el ámbito social con: las instituciones estatales, las demás confesiones religiosas y otras organizaciones civiles.

 

Los objetivos principales son los siguientes:

  • Apoyar las acciones socio-pastorales de Padre Melibi
  • Promover la solidaridad fraterna (a nivel nacional e internacional) para una educación integral de los niños.
  • Promover el desarollo económico y valores humanos y cristianos para una vida digna de los miembros de esas familias.
  • Promover la educación de la cultura africana y de la modernidad para los niños.

 

Se trata de una asociación sin ánimo de lucro, para la promoción de la solidaridad y de la fraternidad. Su reto es principalmente alcanzar una educación humana, escolar y espiritual adecuada para los hijos de las familias que la forman.

 

En el año 2013, el proyecto EDUCAMERUN consigue fondos para apoyar a 15 menores a través de becas para financiarles unos estudios adecuados.

 

En 2014, gracias a los fondos recaudados por la Fundación Adviser Humana y al apoyo de una benefactora camerunesa, se consigue renovar la beca de los 15 menores del curso anterior y ampliar a 10 más.

 

En 2015, para el curso 2015-16 se pudo becar a 46 menores y proporcionar material pedagógico y talleres de verano a 135. Este año se abre una sede del proyecto en la ciudad de Ebolowa (Camerún).

 

En 2016, para el curso 2016-17, se alcanzó la cifra de 50 becarios que nos marcamos como objetivo a medio plazo al comenzar. Además se proporcionó material pedagógico y talleres de verano a 200 niños y niñas en total.